Música para funerales y entierros

Música para los buenos pero también para los malos momentos. Nuestras melodías aportan también solemnidad y emoción a estas celebraciones, que aunque no sean alegres, también perduran en el tiempo y se les debe dar la importancia que tienen. Es el último adiós a un ser querido y muchos de nuestros clientes optan por realzar algunos momentos de la misa o el acto que se celebre para la despedida.

En estos días, tras el confinamiento en el que desgraciadamente muchas personas han perdido la vida y no han podido tener una despedida digna y con todos sus familiares y amigos, muchas personas están celebrando el último adiós, ahora que es posible reunir a más allegados. Nos estamos encontrando con varias solicitudes de música para estos momentos y eso es lo que nos impulsa a escribir hoy este blog. Os contamos un poco sobre la música para funerales y entierros.

Dónde poner música

Puede parecer que no da lugar a intervenciones musicales en un momento así, pero lo cierto es que hay varios momentos muy bonitos donde poner música:

Comienzo de la celebración

Aleluya

Ofertorio

Paz

Comunión

Carta de despedida

Final de la ceremonia



Qué música poner

Os hacemos algunas propuestas musicales de nuestro repertorio, que a nuestro juicio son bastante apropiadas para un momento como éste, aunque por supuesto sigue siendo una cuestión muy subjetiva:


– Ave María Schubert

– Ave María Caccini

– Cerca de Ti, Señor

– Adagio Albinoni

– Aria Suite 3 Bach

– Cavalleria rusticana



– BSO La misión

– BSO Gladiator

– BSO La lista de Schindler

– BSO Braveheart

– Aleluya Leonard Cohen

– Con te partiro Andrea Boccelli

– My way



Qué instrumentos elegir

Por supuesto, también ésta es una cuestión muy subjetiva, pero por si alguien quiere algo de consejo, el nuestro es una formación sencilla y discreta, como dúo o trío. Los instrumentos son todos bastante válidos para el momento, pero suelen elegirse de cuerda y también el piano. Para nuestro gusto, el violonchelo, por su sonido suave y romántico, es el ideal, pero insistimos en que todas las opciones son igualmente bonitas.

Como siempre, desaconsejamos el instrumentos solista, porque queda algo vacío, pero para estas ocasiones quizá no es tan mala opción: violonchelo solista, piano solista, violín solista…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *